¿Qué es el abuso mental?

Dentro del siguiente artículo encontrarás información sobre qué es el abuso mental, así como maneras de evitarlo.

Abuso mental o emocional se lo puede definir también como abuso psicológico y consisten en atacar la autoestima de una persona a otra para rebajarla y hacerla sentir inferior; todo hasta que se logra deteriorar psicológicamente.

EL uso de burlas, críticas, insultos, control, y humillaciones son las armas utilizadas por una persona abusiva, y en este tipo de abuso no faltan. Cualquier conducta que haga que tu autoestima caiga hasta el piso es considerado abuso mental.

La persona que abusa busca tener siempre el control para comportarse como quiera, es igual que el abuso físico, pero en vez de usar la violencia, utiliza otros métodos. Por esta razón creamos este artículo, que te describe con exactitud qué es el abuso mental, los síntomas, y cómo evitarlo.

Contenido
  1. Técnicas del abuso mental
  2. Actitudes de un abusador mental
  3. Diferencias del Abuso mental y la dependencia emocional
  4. Síntomas del abuso mental
  5. Conclusión

Técnicas del abuso mental

Un abusador emocional puede comenzar una relación con su víctima en un momento independiente. Pues muchos de ellos se comportan de manera relativamente normal al principio, en el caso de las parejas mientras la relación forma un fuerte vínculo.

Luego de la creación del vínculo es que comienza un cambio drástico en la personalidad que la persona que es maltratada queda muy desconcertada. La pareja que recibe el abuso comienza con cambiar su propio comportamiento por miedo, con impotencia, sin esperanza y se siente completamente manipulada. Aquí hemos de tener muchísimo cuidado, si tenemos una relación con un abusador, lo que acarrearemos serán muchos efectos negativos que afectarán nuestra salud mental y física.

Otro detalle que casi nunca se escapa es que lo abusadores tienden a acusar y cargarles la responsabilidad de su comportamiento a los abusados. Siempre habrá una excusa para hacer lo que hacen, y esto es una actuación tóxica que no se puede permitir; básicamente están manipulando la propia cordura de sus víctimas. No te sorprendas si ves que tu abusador tiene a mentir sobre un evento solo para que quedes mal.

El abuso emocional puede convertirse en otras formas de violencia si no se tiende a reconocer de manera temprana. Una víctima puede que no confié en sus propios recuerdos, y tal vez cuestiones su propio juicio, luego caer en lo que se llama dependencia emocional.

Actitudes de un abusador mental

Estas son las señales y actividades que realiza un abusador, puede que lo veas tanto para un amigo, ser querido, como para ti mismo, vamos allá:

  • Dejar en vergüenza a alguien frente a todos
  • Críticas y burlas constantes
  • Insultos continuos
  • Mentiras, manipulación o amenazas con frases indirectas
  • No reconoce cualidades o méritos
  • Usa sus expresiones faciales para transmitir miedo
  • No viven ni dejan vivir a sus abusados
  • Demostraciones de afecto solo para castigar
  • Solo miran los defectos

Las víctimas creen pensar que lo que les pasa es por su propia culpa, y a la vez es imposible concebir que la persona que dice que los ama busca humillarlos constantemente. Nada te indica que mereces ser abusado y nunca es la culpa del que la sufre.

Lo primero que se debe hacer para resolver este tipo de problemas es reconocer el abuso como los mismos síntomas que sufre el abusador. Con apoyo de familiares, y visitas con un terapeuta profesional pueden ser herramienta excelente para superar malas experiencias.

Diferencias del Abuso mental y la dependencia emocional

El abuso mental siempre se caracterizará como una forma de agresión en que una persona ejerce un poder sobre otra. Las víctimas suelen sufrir de intimidación, culpa, y lo más grave es que les cuesta salir de una situación que les hace sentir prisioneros.

Este tipo de abusos normalmente se confunden con dependencia emocional, pero hay claras diferencias. Ambas tienen muchas cosas en común, hay desigualdad y uno busca tener poder sobre el otro. Siempre habrá una parte dominante que quiera ejercer poder, pero si hablamos de la dependencia emocional, no siempre habrá intencionalidad en las cosas; mientras que con respecto al abuso mental sí que lo hay, más bien siempre lo hay.

Síntomas del abuso mental

Una situación de maltrato psicológico tiene graves consecuencias para quien lo sufre, y no son situaciones que el tiempo puede reparar, aun teniendo ayuda se puede terminar padeciendo sintomatología mental, lo que deteriora seriamente la salud.

Veamos entonces los síntomas que nos ayudan a identificar una situación de maltrato psicológico:

  • Las necesidades del agresor van siempre por delante

Encontrarás exigencias y una continua, necesidad de tu tiempo, en el caso de que esta situación no se dé, habrá consecuencias y todo irá para mal.

  • Te menospreciará cada vez que puedes

El abusador distorsionará la realidad cada vez que pueda, así como disminuir tus emociones y el acusarte de ser débil e insensible. El abusado nunca tendrá voz ni voto que valga ante esta situación, con lo cual se nota claramente que hay un comportamiento errático.

Siempre se procurará que el abusado sea demasiado egoísta cuando haces las cosas que te gustan y te hacen sentir bien.

  • Manipulaciones para desestabilizar tu vida

Con el uso de conversaciones contradictorias, generará caos de manera constante; acompañados de arrebatos emocionales, que, aunque sean positivos, no se ajustan a la realidad; pues el comportamiento es imprescindible, y habrá humillaciones tanto públicas como privadas.

  • Se cree superior

El hecho de cometer cualquier error es motivo más que suficiente para que el abusador se vaya en tu contra. Siempre cree tener la razón, y harán bromas que te humillen y desprecien.

  • Tiene la necesidad de controlar todo

Cuando alguien es abusivo sea como sea, siempre buscará controlar desde el tiempo de ocio del abusado, hasta el más mínimo detalle de sus actividades. Esta suele ser una causa que poco suelen esconder los abusadores mentales y se hace muy evidente que allí está pasando algo.

Conclusión

El abuso mental es un tema serio y no debe tomarse en juego, tampoco la persona que es abusada debe quedarse callada. Esta situación no generará buenos recuerdos ni para el abusador ni el abusado, solo creará situaciones de odio en las que nadie sale ganando.

Lo mejor será siempre hablar y buscar ayuda, en el caso de que un padre de familia desprestigie a su esposa, padres con los hijos, madres con los hijas e hijas, puede darse de muchas situaciones, incluso en un matrimonio y parejas de noviazgos. Esperamos que ahora tengas claro lo que es el abuso mental, y las consecuencias que tiene.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Mas información

es_COSpanish