¿Cómo salir de una relación toxica?

Aprende a cómo salir de una relación tóxica si es que la estás padeciendo con todas las ayudas y consejos de este artículo.

Una relación tóxica es una en la que no puedes esperar nada bueno, la autoestima de las personas que conforman dicha relación está por el suelo y suelen experimentar insatisfacción, e infelicidad. Este tipo de problemas tiene más que ver con una dependencia emocional, que trae como consecuencia una relación tóxica. Esto es un factor muy perjudicial para la persona, pues su tranquilidad y bienestar dependerá totalmente de la otra persona.

La dependencia emocional podemos definirlo cuando una persona fomenta un lazo afectivo totalmente desproporcionado que termina siendo más una adicción hacia la otra persona. Esto puede ser con una pareja, familiar, o amigos, en algunos casos más que otros es más complicados salir de esta situación; porque casi siempre esta dependencia viene más de la otra persona, lo que termina volviéndose un ciclo sin fin.

Contenido
  1. Te enseñamos las claves para saber cómo salir de una relación tóxica
  2. Diferenciar lo que está bien y lo que está mal
    1. El Autoengaño
    2. La conducta de ambas partes
    3. Miedo a estar solo
    4. Quitar la toxicidad de una relación
    5. Cuando terminaste la relación
    6. Conclusión para salir de una relación tóxica

Te enseñamos las claves para saber cómo salir de una relación tóxica

La relación toxicas siempre producen un daño emocional fuerte, por consiguiente, dejarlas, o salir de ellas nunca es tarea fácil. Si quieres aprender sobre como dejar una relación toxica, fíjate en lo siguiente:

Diferenciar lo que está bien y lo que está mal

Un buen punto de partida sería diferenciar sobre lo que es una relación tóxica de una sana. Esta dinámica te permitirá diferenciar lo que es correcto y lo que no lo es. Aprenderás que una relación no siempre es feliz, pero tampoco es solo peleas y tristeza, una relación sana tiene un poco de ambas y lo más importante es que ambos aprendan de cada situación.

Una relación toxica sigue una constante de problemas sin solución, y no son solo esporádicos como debería ser. Básicamente las relaciones toxicas producen un problema para abandonarlas es porque se crea una confusión mental de la cual ningún miembro es consciente de que la relación no les aporta nada positivo. Por consiguiente, hay privación de libertad, hay comentarios hirientes, manipulación y victimismo.

El Autoengaño

Cuando te des cuenta del error en el que estás, ahora debes evitar engañarte a ti mismo creyendo que las cosas pueden mejorar, o que simplemente no será así para siempre. Falso, siempre tiene que haber ese sentido de superación y el interés de superación para que una relación sea sana. Recuerda que los malos momentos deben de pasar, pero solo esporádicamente para aprender.

Si ya llevas años en una situación, posiblemente nunca cambie, a menos que quieras intervenir con ayuda profesional, lo cual podría hacer alguna diferencia. De resto, debes reconocer que estás en una relación tóxica, y lo mejor para ti será aceptarlo cuanto antes. Y también puede ayudarte el conversar con amigos y familiares sobre tu relación, pues un segundo punto de vista podría ayudarte a ver lo que en realidad sucede, y así evitas el autoengaño.

Otra recomendación sería ver qué ocurre cuando estás en un espacio aparte, si al recordar a tu pareja tienes sensaciones de bienestar o molestia, cuando la persona no está, es importante saber cómo te sientes, para saber si genuinamente la extrañas. Si descubres más sentimientos relacionados con la infelicidad, es una clara señal de que tu relación se tornó toxica.

La conducta de ambas partes

Una relación tóxica tiene consigo problema de conductas serios, y el problema más grande es ignorarlas y justificarlas, por esta razón no se identifica la falla. No veas una conducta negativa como algo positivo, si alguien te cela porque te ama, o sencillamente en el fondo es buena persona. Para identificar correctamente la conducta de ambos, es necesario que las cosas se vean desde otra perspectiva.

El no estar consciente de este tipo de cosas, hacen que no puedas dejar este tipo de relaciones y crees una dependencia emocional, más que una relación.

Miedo a estar solo

Cuando estamos en una relación tóxica lo principal que pensamos es si volveremos a estar con alguien, o bien si podremos tener una vida si la persona con la que hemos compartido durante una buena parte de nuestra vida. Puede que tu relación sea de años y haya un matrimonio e hijos de por medio, lo cierto es que seguir una relación así no conllevará nada bueno.

Esto tiene que ver más con la autoestima, pues, teniendo una buena autoestima o el suficiente para saber lo que te conviene no aceptarías ser parte de una relación tóxica. Aquí puedes perder mucho tiempo y suele ser la razón principal por la que las personas tardan tanto en salir de una relación tóxica. Podríamos decir que es el peor error en el que puedes caer, creer que te quedarás solo, al final lo que te esperará será el sufrimiento si no haces algo.

Quitar la toxicidad de una relación

Una relación sana no escapa de convertirse en una tóxica y lo mismo es, al contrario. Una relación tóxica puede salvarse, pero solo si ambos están atentos a lo que les está afectando por igual y son conscientes de sus fallas.

Una relación tóxica se da por problemas no superados del pasado, y la manera correcta de solucionarlo es identificar los problemas para solucionarlos. Es así de simple, la cuestión es que lograrlo no lo es.

Una persona puede arrastrar problemas de antiguas relaciones, o en relación con su niñez, porque sufrió de abuso ahora no confía en nadie, y cosas por el estilo que realmente afectan nuestra salud emocional. Por esta razón, cuando haya comportamientos tóxicos, debes tener en cuenta de que siempre hay alguna razón para ello. Esto tampoco quiere decir, que porque sepas a que debe un mal comportamiento debes soportarlo, el deber ser es solucionarlo, o la relación se acaba.

Cuando terminaste la relación

Al momento en que optaste por terminar la relación, puede que percibas problemas de autoestima, y veas las secuelas de tu salud emocional a largo plazo. Es posible que sufras algunos traumas y te generen problemas a futuro, por lo tanto, muchos se aíslan y lo dejan pasar.

Sea o no que tuviste una relación tóxica, lo correcto sería reflexionar sobre lo que no hay que hacer, como no te puedes dejar influenciar ni soportar algo que está mal. Salir de una relación tóxica también implica dejar las cosas en el pasado.

Conclusión para salir de una relación tóxica

Esperamos que este artículo te haya gustado, sabemos que existen varios tipos de personas, de abusos, y de situaciones que hagan que entres en una relación tóxica. Por lo tanto, compartimos contigo algunas formas para que sepas cómo salir de una relación tóxica; instruirte, leer mucho, conocerte bien, una buena autoestima, siempre te harán ver las cosas claramente.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Mas información

es_COSpanish